¿Será 2022 el inicio del metaverso?

Desde que Mark Zuckerberg anunció sus intenciones de crear el metaverso, muchas empresas ya están planeando productos y servicios como nuevos negocios para este desconocido territorio virtual. La pregunta es: ¿estamos preparados?

¿QUÉ ES EL METAVERSO? ¿ESTÁN NUESTRAS EMPRESAS PREPARADAS PARA DAR ESTE SALTO?

Aunque de momento sabemos poco sobre cómo será el metaverso imaginado por las grandes empresas tecnológicas, su concepto, explicado de forma sencilla, es lo que podemos llamar un espacio tridimensional masivo. Un mundo virtual al que conectarnos mediante una serie de dispositivos que ya están disponibles (pantallas de realidad virtual montadas en la cabeza y gafas de realidad aumentada) y en el que podremos interactuar tanto dentro de él como desde el exterior, gracias a los contenidos que generemos dentro. El metaverso estará poblado por nuestros propios alter egos, o avatares, y nuestros movimientos físicos reales serán registrados a través de sensores, replicando las acciones que queramos en el plano virtual. El metaverso será un nuevo espacio mundial en el que realizar todo tipo de actividades, desde el ocio, los videojuegos, el trabajo o el turismo, por lo que su potencial comercial es casi infinito. La existencia del metaverso será comparable al mundo real en el que vivimos, que sigue existiendo mientras dormimos y en el que las personas siguen desarrollando su vida, y las empresas no dejan de prestar servicios. Viajar al metaverso será como teletransportarse a un mundo realmente nuevo, un mundo persistente en el tiempo donde siempre habrá gente conectada con la que interactuar cada vez que se vuelva a él. De este modo, el metaverso será un espacio real del que podremos salir y entrar cuando queramos, donde a través de un holograma de nosotros mismos podremos teletransportarnos a la oficina, a una sesión de formación, hacer la compra en el supermercado, pasear por el centro comercial o ir a un concierto con nuestros amigos, todo ello de forma instantánea y sin tener que movernos de casa.

La idea del metaverso y la creación de mundos virtuales no es nueva, lo cierto es que desde hace meses han aparecido mundos digitales, más o menos descentralizados, que aprovechan la tecnología blockchain para llevar la realidad virtual que hoy conocemos a una nueva dimensión. Desde hace años se viene avanzando hacia este concepto a través de metaversos cerrados. El primer paso relevante vino de la mano de SecondLife. En este entorno, los usuarios, llamados residentes, interactúan entre sí estableciendo relaciones sociales a través de diferentes visores con su propio avatar donde incluso realizan acciones comerciales gracias a su propia moneda local (el dólar Linden) ofreciendo servicios que repercuten en nuestro mundo real. Además, otros entornos virtuales como Minecraft, Roblox o Fornite ya acaparan cientos de millones de usuarios con un valor que supera los miles de millones en bolsa. Podemos afirmar que estamos en los albores de un nuevo paso en la red global que hoy conocemos como Internet.

No hay blog en el que los analistas no pronostiquen que cada vez pasaremos más tiempo en estos espacios virtuales en los que intercambiaremos bienes virtuales: por educación, trabajo, salud, política, ocio… Ya hay muchas grandes empresas tecnológicas y startups que buscan ese lugar en el metaverso. Esto está allanando el camino a nuevos modelos de negocio que irán tomando forma a medida que el metaverso siga desarrollándose, donde cada vez más marcas, productos y artistas digitales ofrecerán servicios virtuales, así como experiencias únicas en realidad aumentada sobre nuestro propio mundo real. Pronto podremos salir a la calle y, según nuestra posición geográfica, vivir una doble capa de experiencias llenas de nuevos negocios. Además, si lo deseamos, podremos incluso comprar y vender espacios físicos en nuestro mundo real en los que posicionar estas nuevas experiencias digitales. Las superficies más cotizadas en nuestro mundo real son también las más valiosas en el mundo virtual, y estamos pasando del concepto de mercados a verdaderos metaversos. Toda esta nueva vida virtual está creando un nuevo sistema de criptoeconomía y criptomonedas propias donde los usuarios, a través de nuevos mecanismos como los NFTs (tokens no fungibles), pueden comprar o vender la propiedad de objetos digitales únicos y poder hacer un seguimiento de quién los posee utilizando la tecnología blockchain.

Pero no nos equivoquemos, aún queda mucho camino por recorrer para lograr esta idea del metaverso y habrá que adoptar estándares para que un universo descentralizado de esta envergadura prospere. ¿ES VIABLE EL METAVERSO? Sí, como casi cualquier concepto tecnológico basado en el desarrollo y la implementación de herramientas y elementos existentes. Sin embargo, teniendo en cuenta lo ambicioso de la idea, no será algo fácil de desarrollar y llevar a la vida de miles de millones de personas. Como todo cambio, aún tardará algunos años en convertirse en un elemento de uso común en nuestras vidas.

Pero mientras esperamos el metaverso, la buena noticia es que en CreativiTIC ya estamos trabajando para facilitar este paso con nuestra tecnología sin tener que esperar su llegada. Hoy en día, gracias a plataformas de aprendizaje y formación en realidad aumentada como Augmented Class, que nos permite crear y compartir experiencias en realidad aumentada tanto desde nuestros ordenadores como desde nuestros dispositivos móviles de forma rápida y sencilla y sin ningún conocimiento técnico, podemos combinar elementos virtuales con elementos de la vida real y actualizarlos en tiempo real. Gracias a ello, convertimos el proceso de aprendizaje en una experiencia más amena e interactiva que estimula y facilita el deseo de adquirir conceptos y conocimientos. Con la Clase Aumentada es posible mejorar y simplificar las capacidades formativas en diversos ámbitos como la industria, la sanidad o el propio sector educativo, mejorando el rendimiento de los resultados del aprendizaje. Hoy en día el uso de la realidad aumentada está más cerca que nunca. Hace unos años, no era posible imaginar que una tecnología de este tipo pudiera disminuir tanto su complejidad y usabilidad, incluso permitirnos crear nuestros propios contenidos. Por ello, es el momento de entrar en el metaverso a través de la Clase Aumentada, una solución para resolver la brecha digital que nos separa de este nuevo universo con el uso de un recurso tecnológico que motiva y fomenta una mejora significativa en los métodos de aprendizaje.

Iniciativas como GameLabeNet en la que participa CreativiTIC permiten a las empresas aterrizar estos conceptos y conocer y aplicar estas soluciones que les darán mayor valor a sus negocios.

Jorge R. López Benito

CEO CreativiTIC

Más noticias

¿Será 2022 el inicio del metaverso?

Desde que Mark Zuckerberg anunció sus intenciones de crear el metaverso, muchas empresas ya están planeando productos y servicios como nuevos negocios para este desconocido territorio virtual. La pregunta es: ¿estamos preparados?