Blockchain: un activo para las empresas

Blockchain, NFT, criptomoneda, transacciones, bitcoin… son términos que oímos cada vez más y que a menudo se asocian a un universo virtual, aparentemente inaccesible para los principiantes por demasiado técnico y oscuro. Pero, ¿qué es esta tecnología? ¿Qué hay detrás de estas palabras y por qué las empresas recurren cada vez más a este sistema de gestión?

Blockchain es una tecnología que permite seguir la pista de un conjunto de transacciones e intercambios de datos, de forma descentralizada, segura y transparente. Esta trazabilidad afecta a todos los datos disponibles de todos los sectores. Los campos de aplicación son enormes: banca (para asegurar las transacciones), seguros (para automatizar los procedimientos de reembolso), sanidad (para la trazabilidad de los medicamentos), energía (para equilibrar la oferta y la demanda), …

Más concretamente, el blockchain permite a sus usuarios, conectados en red, almacenar y compartir datos e información sin intermediarios. El nivel de acceso a los datos se limita en función de los usuarios. Las empresas recurren cada vez más a este sistema de gestión porque tiene muchas ventajas:

– Rapidez : la actualización de los datos se realiza de forma intensiva.

– Seguridad: la validación de los datos la realizan todos los usuarios conectados a la red, lo que permite protegerse de los riesgos de desvío.

– Eficacia y productividad : reducción de la centralización y de los costes de transacción.La blockchain : comment ça marche ?

En la práctica, una blockchain es una base de datos que contiene el historial de todos los intercambios realizados entre sus usuarios desde su creación.

– La identificación de cada parte se realiza mediante un proceso criptográfico.

– La transacción se envía a una red (o «nodo» de almacenamiento) de ordenadores situados en todo el mundo

– Cada «nodo» aloja una copia de la base de datos en la que se registra el historial de las transacciones realizadas. Todos los interesados pueden acceder a ella simultáneamente

– El sistema de seguridad se basa en un mecanismo de consenso de todos los «nodos» cada vez que se añade información. Los datos son descifrados y autentificados por los «centros de datos» o «mineros». La transacción validada se añade a la base de datos en forma de un bloque de datos cifrados (es el «bloque» en blockchain)

– La descentralización de la gestión de la seguridad impide la falsificación de las transacciones. Cada nuevo bloque que se añade a la blockchain está vinculado al anterior y se transmite una copia a todos los «nodos» de la red. La integración es cronológica, indeleble e infalsificable.

 

¿Cuáles son las ventajas para las empresas?

 

Las empresas gestionan una gran cantidad de información de todo tipo. Cuanto más rápido circule y más precisa sea, mejor. Blockchain es ideal para hacer que la información esté disponible porque proporciona información inmediata, compartida y completamente transparente que se almacena en un libro de contabilidad inmutable al que sólo pueden acceder los miembros autorizados de la red. En concreto, una red blockchain permite hacer un seguimiento de los pedidos, los pagos, las cuentas y la producción. Como todos los miembros comparten una visión idéntica de la situación, todos pueden ver todos los detalles de una transacción de principio a fin, lo que genera confianza, aumenta la eficiencia y genera nuevas oportunidades.

Seamos más precisos con los ejemplos. Tomemos como ejemplo la cadena alimentaria: la cadena de bloques ofrece la posibilidad de rastrear todo el circuito, desde el cultivo hasta la cosecha, la transformación, el transporte y la venta. Es un sistema perfecto para todas las personas implicadas en el proceso: cultivadores, minoristas, proveedores y consumidores. La identidad de todos los usuarios es conocida por toda la red.

Tomemos como ejemplo la industria del automóvil, con sus diferentes piezas, fabricantes y procesos de producción, pero también los diferentes intermediarios presentes en los distintos países y continentes, con sus propias normativas y controles.

Todo ello con el objetivo principal de vender coches a un precio competitivo. La gestión de los datos es enorme e implica a diferentes partes interesadas, y debe compartirse adecuadamente, con las personas adecuadas y en el momento oportuno. El blockchain permite a los profesionales ser más flexibles, facilitar y acelerar los procesos internos y seguir siendo competitivos gracias al ahorro de tiempo. Se trata de un control de extremo a extremo de la cadena de valor y de la identificación de los incumplimientos.

 

Mañana, el metaverso y blockchain

No digamos mañana, porque el metaverso está muy presente en nuestra vida cotidiana a través de las NFT y las criptomonedas. Un NFT, «non-fungible token», es una identidad visual que representa a una persona en Internet, en un espacio virtual en particular (redes sociales por ejemplo). Algunas de estas imágenes son muy caras. Regularmente, las celebridades invierten enormes cantidades de dinero en lo que con demasiada frecuencia se presenta como simples imágenes JPG que representan a personajes generados por ordenador. Este avatar se convierte en la identidad de una persona por derecho propio.

 

Para demostrar la unicidad de un NFT, debe digitalizarse y registrarse en la blockchain. Puede contener una gran cantidad de información, desde imágenes hasta líneas de código y vídeo. Una vez registrada en la cadena de bloques, la obra irá acompañada de un certificado de autenticidad digital. Una vez digitalizada en la blockchain, el historial de la obra (compras, reventas, fecha de creación, nombre del creador…) queda registrado para siempre.

 

Looking a few years into the future, blockchain could also find its future applications in the metaverse – a persistent digital world, often immersive, where interactions between users take place in real time. This virtual world will be a new version of the Internet with features specific to social networks, video games, virtual reality and augmented reality. One of the key principles of the metaverse is that of interaction: in the spaces of this new reality, it will be possible to move, to interact with one’s virtual environment, with the objects that compose it, and with other users.

 

Artículo escrito por Charlotte BERNADET, CCI Pau Béarn, c-bernadet@pau.cci.fr